You are here

Vidrios curvados

El vidrio curvado se obtiene mediante el calentamiento progresivo de un vidrio plano hasta que sobrepasa su temperatura de reblandamiento y dejando que adopte los contornos, por efecto de la gravedad, de un molde cóncavo o convexo dispuesto horizontalmente en un horno para la curvatura.

Una vez terminada la forma, el volumen se enfría de manera controlada con el fin de obtener un producto acabado exento de tensiones internas.

La técnica de curvado puede aplicarse a los siguientes vidrios: vidrios claros, vidrios tintados en su masa, vidrios con capa pirolítica. El vidrio curvado se presta igualmente al ensamblado con vidrio laminado así como al proceso de serigrafía y arenado.